www.celinacocimano.com

El camino de una emprendedora

Te quiero contar el camino de la emprendedora y los estados y emociones que atraviesa.
El 19-11 se celebra el día Internacional de la Mujer emprendedora con la finalidad de seguir contribuyendo en el Empoderamiento Femenino en el mundo y acabar con la desigualdad.
Quisiera compartirte el camino recorrido que hay detrás de una emprendedora.


A veces se entiende a la emprendedora, como alguien que ofrece un servicio o producto y se dedica a fabricarlo, armarlo y ofrecerlo para su venta.
Te podría decir, que eso, es la última parte del camino recorrido. Pero hay mucho, mucho más que un producto o servicio a ofrecer.


Detrás hay una persona, que tiene que cuestionar muchísimos aspectos y situaciones. En primera instancia nacimos y crecimos con varias creencias heredadas.
La mujer era vista como un objeto o medio de reproducción desde la era de los Romanos. Todo tipo de placer, era compartido solo entre hombres, y para la mujer, solo recaía el reconocimiento de “poner” su cuerpo para la reproducción, la crianza y la atención al hombre.


Con algunas pocas modificaciones, estás creencias viajaron por años de generación en generación. Incluso, yo, con casi ya 41 años, nací en una época donde se podía seguir sintiendo esas sensación donde parecía que al ser mujer, ya nacías con un destino fijado.


A medida que fui creciendo, al igual que muchas mujeres, me cuestioné estas creencias. De personas mayores escuchaba. Cómo se cuestiona una creencia? Justamente así, cuestionándola y generando una nueva que esté alineada con tu Ser. Algunos ejemplos de creencias que he adquirido de joven, y también te cuento por qué creencia reemplace esa que solo limitaba.


“Quedate con esta persona que tiene dinero”. El dinero lo haré yo misma
“Si te separás cómo harás para criar a tu hija”. Juntada o sola, tengo la capacidad de criarla. La crianza no está sujeta a que es mejor de a dos o de a uno, yo no cambié mi rol de madre al ser madre soltera, al contrario.

“Tenes que estudiar en la facultad y trabajar para ser alguien y tener dinero” Dejé de estudiar en la facultad porque ya no vibraba conmigo esa elección, y porque la facultad no te da el dinero, aún en estos tiempos, te da un Status, pero cuantos pasaron por la facultad y hoy en día trabajan de cualquier otra cosa que no es lo que fue su título obtenido? Lo importante es trabajar de lo que te gusta, facultad en el medio o estudios privados.


Empecé a estudiar Profesiones que me gustaban y con la finalidad de ser independiente. Hay muchas carreras independientes en la facultad como fuera de ella.
“Tenes que estar siempre bien estéticamente para tu marido y atenderlo” Los que me conocen, ya sabrán que no reina en mi un mundo estético desarrollado, pero también cuestione esa creencia: en serio se viene a la vida a maternar solamente y a hacer esclava de un hombre? Si, esclava, porque esa creencia que viaja de lejos prácticamente te dice que te anules y estés a merced de un hombre y dediques tus minutos de vida solo al rol materno.

Aclaro que amo el rol materno, pero amo todos mis otros roles también.
Cuando empecé a estudiar el campo emocional, también tuve que cuestionar otras creencias: “de qué vas a vivir”, “eso no te va a dar plata ni libertad”. BINGO!!! Palabra que le hago honor desde que nací: LA LIBERTAD.

Soy libre eligiendo a una persona por amor y no por conveniencia. Soy libre cuando yo genero mis propios ingresos y no dependo de que nadie me deje dinero, si es que le parece y cree que merezco, en la mesita de luz. Soy libre eligiendo lo que quiero estudiar y mi profesión, porque el dinero no depende de la elección sino del cómo, cuándo, porque, donde, realice mi profesión, y lógicamente, y mis habilidades, estudios y recursos. Soy libre cuando creo en mí, y escucho, pero no integro esas opiniones que te dicen que con lo que hacés no vas a poder comprarte una casa, alimentarte, viajar, etc.

Soy libre cuando elijo ser independiente/emprendedora, porque desde ese momento, no tendré la dependencia de que una persona me diga que estoy grande para tal puesto, o que me desvinculan por reestructuración o lo que sea.

Mientras mi cabeza funcione bien, no seré grande para nada, podré seguir trabajando hasta que yo lo decida.

El camino de la emprendedora, es mucho más de lo que ofrecemos. No solo está el derribar y cuestionar esas creencias. También dominamos el miedo, ese miedo que a veces nos perturba tanto que nos hace tambalear. La persona que trabaja en forma independiente, si no vende un producto o servicio dentro de unos días, no tiene otro ingreso que generar, y ese miedo, aparece cuando eso sucede.

También nos invita a replantearnos si estamos por el camino adecuado, si lo que hacemos gusta o no. Claro que hay altibajos en este camino. Pero aprendemos a resolverlos porque nos “quema” la necesidad de la independencia, esa que por ciclos no hemos tenido.

Ser emprendedora conlleva estar 24×7 , pensar todo el tiempo qué armar, qué ofrecer, cómo comunicarlo. Bancarnos que nos inviten a quintas, salidas, etc y decirles: No puedo , estoy creando un curso, o tengo que atender, o tengo que fabricar algo y te miren con cara de cola porque piensan que no estás disfrutando la vida ya que no salis y te quedas armando cosas para vos.

Y si me preguntaran a mí, por ejemplo, contestaría que estoy concentrada armando algo nuevo que quiero ofrecer, que activa mi creatividad, mi motivación, mis desafíos, y que estoy diagramando mi presente para alcanzar el futuro que quiero, y creo que ahí cambiarían su percepción, o no, pero al menos yo no siento que me esté perdiendo cosas, si no que son ladrillos que día a día voy poniendo en mi plan de vida para llegar a la estructura que quiero. Y salir salgo, solo que no todos los días, también soy mamá soltera y es uno de los roles donde también destino con amor mi tiempo.

Aprendemos de finanzas, de marketing, luchamos contra la procastinación, invalidamos creencias y validamos nuevas, ponemos horas de estudio y de perfeccionamiento, nos vamos re adaptando a los cambios del mundo para seguir estando y aportando lo mejor al mercado/comunidad, armamos un cronograma de vida para poder destinar tiempo a todos los roles que nos hacen la mujer completa que somos, y muchas más acciones que seguro estoy olvidando ahora.

Este 19 de noviembre, nos lleva a festejar con todas las ganas porque buscamos la independencia, la reinvención, dejamos de ser objeto para ser SUJETO.

Valoro, aplaudo y reconozco a toda mujer Emprendedora, y sería bueno, que cuando recibamos un producto o servicio lo valoremos más allá del dinero, porque lo que reciben es solo el producto terminado de un gran camino recorrido, detrás de lo que ven hay mucho mucho más.

No soy ni feminista ni machista, busco el equilibrio en todo lo que hago y vivo, porque considero que somos complemento y que el género no nos define, nos define el Ser que logramos ser.

Este post ha llegado a su final, me gustaría leerte, saber qué creencias has cambiado y cuál es tu motivación para continuar y expandir tu emprendimiento.
Dejame debajo el nombre de tu emprendimiento para poder conocer las maravillas que ofrecés!

Te reconozco Mujer Emprendedora!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat