www.celinacocimano.com

Frustración VS Desafío

Cómo cambiar la óptica con la que analizamos las situaciones que vivimos? La frustración nos llena de ira, nos estresa, nos invita a la procrastinación, y nos enseña cómo ir perdiendo la confianza en nosotros.

En definitiva, el personaje de la frustración es la víctima, la que no resuelve, la que pone en el exterior las responsabilidades, la que no crece ni aprende ni avanza. Se queda ahí, siempre en el mismo lugar.

El desafío es una mirada que nos provoca, nos reta, nos invita a romper estructuras y creencias. El personaje es el protagonista, el que hace, aprende, avanza, vuelve a analizar los resultados y busca nuevas estrategias, nuevas formas, para cambiar esos resultados que no le satisfacen. Se expande.

En qué rol te encontras más seguido, en el que la frustración te quema, te paraliza, o en el que sentís que todo es un reto nuevo de alcanzar, donde los obstáculos se convierten en desafíos?

Te dejo algunas preguntas que se cuestiona el protagonista ante una situación: ¿Qué pasaría si…? ¿Cómo puedo hacerlo mejor? ¿Cómo puedo hacer más? ¿Hay otra forma de hacerlo?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat